Prestaciones del vidrio acústico

Prestaciones del vidrio acústico

ventanas de aluminio en Barcelona

Ya hemos dicho en reiteradas ocasiones que uno de los problemas más graves que sufren los vecinos de las zonas urbanas es el ruido. Por eso, en nuestras ventanas de aluminio en Barcelona no puede faltar el vidrio acústico. En las siguientes líneas vamos a ver sus prestaciones y particularidades.

El ruido es un factor importante del estrés. De todos modos, gracias a este tipo de vidrio es más que posible mantener aislados los espacios interiores, es decir, aislados del ruido del exterior. La unidad de doble cristal estándar no es suficiente en las zonas en las que el tráfico rodado es intenso, hay un aeropuerto cerca o una zona industrial. En estos casos existe un amplio abanico de soluciones que podemos combinar de cara a mejorar el nivel de aislamiento acústico. En Finestres BCN lo hacemos estudiando previamente el tipo de contaminación acústica exterior. Cuanta más exposición haya más importante es seleccionar un vidrio con mayor reducción acústica. Una alternativa excelente es el doble cristal que incluye vidrio laminado con aislamiento acústico. Este tipo de vidrio es doblemente ventajoso porque la técnica del vidrio laminado protege además contra cortes en caso de rotura del vidrio.

El aislamiento térmico depende sobre todo de la emisividad de las capas aislantes y del ancho de la cámara. En cambio, el aislamiento acústico se consigue echando mano de vidrio grueso teniendo en cuenta que su masa absorbe las vibraciones fónicas. El vidrio grueso puede ser monolítico o laminado con película de seguridad.

Por regla general, la atenuación acústica de un vidrio se logra por medio de un grosor asimétrico. Se puede llegar a reducir 3 dB el sonido en comparación con el vidrio laminado de un grosor similar. Recuerda que la calidad acústica de las ventanas se determina no solo por el tipo de vidrio, sino también por el tipo de perfil, el montaje y las contraventanas.

Por último, recuerda que la atenuación acústica (Rw) es la diferencia de ruido entre dos espacios separados por una ventana. Se mide en decibelios (dB) y cuanto mayor sea el Rw más aislamiento nos proporcionará la ventana. El CTE y las normativas municipales exigen unos valores mínimos según la ubicación de la ventana.

Sin comentarios

Publicar un comentario